Lubina a la sal con patatas con Thermomix®

#Pescados y mariscos 23 junio 2014

 

Hola a tod@s de nuevo.

Hoy os dejo una receta realizada en la delegación de Santander, Lubina a la sal con patatas. Es un plato ideal para esta época del año, aunque también para cualquier otra. Y también es ideal para toda aquellas personas que les gusta cuidarse un poquito. Es un plato ecónomico y delicioso.Os animo a que lo hagáis y me deis vuestra opinión.

Lubina a la sal con patatas con Thermomix®

-INGREDIENTES



  • 2000 g de sal gorda.

  • 1 lubina de 800 g - 1kg o dos de 500 g

  • 700 g de agua

  • 4 patatas pequeñas con piel lavadas (aprox. 300 g)

  • 1 chorrito de aceite de oliva

  • el zumo de 1/2 limón


 

- PREPARACIÓN

  1. Coloque el recipiente varoma sobre su tapa colocada boca arriba para no manchar la encimera y cubra el fondo con sal gorda. Lave y seque muy bien la lubina con papel de cocina y colóquela entera, con vísceras y escamas, encima de la sal. Cubra con sal, tapando totalmente y presionando con las manos para que la sal quede compacta. Tape el recipiente Varoma y reserve.

  2. Vierta el agua en el vaso, introduzca el cestillo con las patatas. Sitúe el Varoma en su posición y programe 35 min/Varoma/vel 2. Espere unos minutos a que baje la temperatura antes de abrirlo.

  3. Abra la tapa del Varoma hacia el lado opuesto a usted. Rompa la sal y, con mucho cuidado, saque la lubina, quite el resto de sal, retire la piel y saque los 4 filetes. Colóquelos en una bandeja junto con las patatas, rocíe con un chorrito de aceite y unas gotas de limón y sirva.


 

Sugerencia:Puede utilizar la tapa del Varoma como fuente de apoyo para limpiar la lubina.

Comentario nutricional: La lubina, por su contenido en proteínas de alto valor biológico, vitaminas y minerales (es fuente de calcio, potasio, fósforo, hierro, selenio y magnesio), es un alimento muy nutritivo que además presenta un bajo contenido en grasa (se considera pescado blanco). Si se cocina de manera sencilla, a la sal o al vapor, puede formar parte habitual de las dietas hipercalóricas, sobre todo si se acompañan de una guarnición a base de patata cocina como en este caso.